Categorías

logo
Aceite de CBD. Prepáratelo tu mismo
26 Oct

Si eres usuario de productos con CBD (cremas, bálsamos, productos de belleza, elixir…) habrás oído la noticia de que la Guardia Civil ha decomisado de los Grow Shop de nuestro país todos los productos con CBD que se pueden ingerir.

No es que el CBD sea una sustancia ilegal pero es tratado como un suplemento alimenticio y la Agencia Española de Consumo siguiendo instrucciones de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria, ha comunicado que se prohíbe la distribución de todos los complementos alimenticios que contengan CBD.

Muchos pacientes de distintas enfermedades consumen productos con CBD para paliar efectos secundarios de medicamentos o de la propia enfermedad. Ya sabes que el aceite de CBD tiene propiedades antiinflamatorias, antidepresivas y que reducen la ansiedad, entre otras muchas cosas.

Si eres usuario de aceite de CBD o piensas serlo, nosotros te vamos a facilitar la receta para que puedas hacerlo tu mismo.

RECETA ACEITE DE CBD

Lo primero que tienes que hacer es elegir una cepa con alto contenido en CBD. Por si todavía no lo sabes, estas variedades son con las que se consiguen un efecto medicinal y una de las mejores opciones si piensas cultivar tu propio cannabis medicinal.

Una vez tengas los cogollos listos procedemos a realizar una descaboxilación, es un proceso muy fácil que consiste en calentar el cannabis triturado previamente en el horno a 115º durante 40 minutos aproximadamente.

No hace falta que realices una manicura perfecta a los cogollos, las hojas que están mas próximas están cubiertas de cristales, así es que las puedes aprovechar en vez de desperdiciarlas cortándolas.

Cuando ya esté descarboxilado el cannabis, colócalo en un frasco de cristal, añade aceite de oliva virgen extra hasta que esté todo el cannabis cubierto y caliéntalo al horno o baño maría durante un par de horas. No lo calientes demasiado y controla que no se evapore el agua, esto podría hacer que el sabor del cannabis fuese amargo.

Déjalo reposar en un lugar oscuro durante 5-7 días (hay quien recomienda 2-3 semanas) moviéndolo de vez en cuando.

Cuando el aceite de CBD esté listo cuélalo con ayuda de un colador o filtro de café y ya tendrás listo tu aceite de cannabis para usar sublingualmente, añadido a recetas de cocina o como bálsamo para la piel.

Aunque el aceite de CBD no es psicoactivo cabe la posibilidad de que se nos quede un mínimo porcentaje de THC en nuestro aceite así es que consume con precaución, 1 o 2 gotas al día, preferiblemente.

Siempre es preferible tratar con médicos o especialistas de cannabis medicinal para consumir todos los productos relacionados con la marihuana.