Categorías

logo
Roscón de Reyes con marihuana
03 Jan

 Queda poco para terminar las Navidades y solo falta un último empujón el día de Reyes: cabalgata, regalos, familia, y El Roscón de Reyes. Este dulce postre es un clásico que lleva años con nosotros y con un poco de imaginación, podemos personalizar un poco. El roscón de Reyes cannábico, puede ser una experiencia única entre tus amigos. Resulta fácil de preparar y encontrarás todos los ingredientes en cualquier supermercado a excepción del cannabis.

 

Ingredientes necesarios para su preparación:

·       30g de levadura

·       500g de harina

·       1 vaso de leche

·       150g de mantequilla cannabica

·       5g de marihuana en cogollos o 20g de hojas con resina

·       100 g de azúcar

·       1 cucharada pequeña de sal

·       2 huevos

·       Ralladura de limón

·       Fruta confitada (para decoración)

·       Almendras (para decorar)

·       Azúcar glass (para decorar)

·       Nata y trufa/ crema pastelera/ cabello de angel

·       Una haba

·       Una moneda o muñeco de Rey

 

La cantidad de marihuana que vamos a utilizar va a depender de la calidad de la hierba y de la tolerancia que tengamos cada uno. Lo recomendable es utilizar una cantidad pequeña si no se tiene costumbre de consumir cannabis.

Hay que decir que una cantidad demasiado grande de cannabis ingerido puede provocar efectos desagradables como mareos y náuseas. Si no estás acostumbrado a consumir cannabis te recomendamos una dosis mínima la primera vez que hagas la receta del Roscón. Si aciertas con la dosis sin pasarte, la experiencia será fabulosa.

 

Estas proporciones están pensadas para la elaboración de un roscón de Reyes para 8 personas.

 

 

Primero elaboramos la mantequilla:

 

  1. Para evitar tener que consumir directamente la materia vegetal del cannabis, el mejor sistema para hacer cualquier tipo de pasteles con marihuana es recurriendo a la mantequilla cannábica. Es sencillo hacer que los cannabinoides queden impregnados en el pastel.

 

  1. Para elaborar la mantequilla recomendamos primero poner una olla solo con agua y nuestra hierba, ya que el THC no se filtra con el agua, sin embargo sí que nos desharemos de la clorofila y otros elementos que no nos interesan. La mantenemos unos 30 minutos a fuego muy lento, eso será suficiente si removemos continuamente, para asegurarnos de que suelta todos los restos.  El fuego ha de ser muy suave para que el agua nunca comience a hervir ya que se podrían evaporar parte de los cannabinoides, y de esa manera se rebajaría el efecto de la mantequilla.

 

  1. Después de deshacernos de la clorofila, que puede alterar el sabor de la mantequilla, vaciaremos el agua de la olla, para volver a rellenarla con agua limpia y añadir así la mantequilla, para poder echar después nuestra marihuana cuando la mantequilla ya esté fundida. Removeremos continua pero suavemente aproximadamente durante 1 hora, con el fuego a la mínima potencia, ya que no nos interesa que el agua comience a hervir.

  2. Cuando terminemos debemos sacar todo el material vegetal con la ayuda de un colador o similar, y a continuación dejarlo reposar durante 1 y 2 horas a temperatura ambiente entre, esperando a que la mantequilla pase de estado líquido a sólido y quede flotando encima del agua. Para hacer la masa, necesitamos que la mantequilla esté derretida por lo que no tendremos que esperar a que se solidifique completamente, simplemente con que sea una pasta que flote encima del agua y se pueda coger con facilidad con una cuchara será suficiente.

 

Empezamos con el Roscón de Reyes

 

  1.  Cuando tengamos la mantequilla cannábica ya finalizada y separada del agua, deberemos dejarla que continúe en reposo y comenzar a preparar la masa del roscón.

 

  1. Añadimos medio vaso de leche en un bol, junto con 3 cucharadas grandes de harina y los 30g de levadura. Removemos bien todo hasta que quede una masa dura y posteriormente taparemos el bol y lo dejaremos reposar durante 30 minutos, para permitir a la masa fermentar y posteriormente adoptar esa textura tan deseada. Una vez ya tengamos la masa inicial lista, añadiremos azúcar, la leche restante, los huevos, la ralladura de limón, la sal y nuestra mantequilla cannábica. Para que salga una pasta homogénea hay que mezclar bien los ingredientes uno a uno, en lugar de añadirlos todos de golpe y mezclarlos a la vez, pues se mezclarán con más facilidad y ahorraremos un valioso tiempo. Después cubriremos una superficie lisa con harina y amasaremos la masa durante 10 minutos, dándole forma de bola.  Después cubriremos con film trasparente la masa y dejaremos reposar un par de horas en un lugar cálido.

 

  1. Una vez pasadas 2  horas, la masa habrá aumentado su tamaño, por lo que deberemos cubrir otra vez la superficie de harina y amasarla durante 2 minutos más. A continuación empezaremos a extender la masa y aumentar su tamaño, haciendo una superficie plana y redonda, a la que luego le haremos el agujero, dándole forma de roscón (es recomendable hacer un agujero ancho, ya que al hornearlo la masa se hinchará y quedará más pequeño).

  2. Calentaremos el horno a 180ºC, y pintaremos nuestro roscón con una capa de huevo y comenzaremos a adornarlo, esto puede depender de los gustos de cada uno; podemos echarle almendras, azúcar glass, fruta confitada, etc… Una vez el horno este caliente y nuestro roscón totalmente decorado, lo meteremos en el horno durante 20/25 minutos (dependiendo del grosor del roscón).

 

  1. Para acabar solo tendrás que esperar a que se enfríe, partirlo por la mitad y añadirle nata y trufa / crema pastelera o cabello de angel, o si lo deseas puedes dejarlo así, eso ya depende de los gustos del chef.

 

Queremos recordar que los efectos provocados al consumir el cannabis por ingestión tardan más en hacer efecto que cuando se consume fumada o vaporizada. Al mismo tiempo, la potencia es mayor, por lo que se recomienda paciencia hasta que aparezca el efecto, pues abusar con la dosis puede acabar en una mala experiencia.